UPDATE 2|15 - page 3

El Internet de las cosas
Inteligencia artificial en la industria
Antonio Bahamonde Rionda, doctor en Mate-
máticas por la Universidad de Santiago de Com-
postela y Catedrático del área de Ciencias de la
Computación e Inteligencia Artificial de la Uni-
versidad de Oviedo donde dirige el Centro de
Inteligencia Artificial. Hasta 2013 fue presidente
de la Asociación Española para la Inteligencia
Artificial y en este momento es el Subdirector de
la Sociedad Científica Informática de España,
Coordinador de ANEP del área Ciencias de la
Computación y Tecnología Informática y secre-
tario del Comité Científico del European Centre
Soft Computing.
UPDATE:
Como experto en inteligencia artificial,
¿cómo ha sido la evolución o tendencia en los
años? ¿Cuáles han sido los principales cambios?
Antonio Bahamonde:
La evolución ha venido de
la mano de los desarrollos en software y de la
aparición de dispositivos móviles que están
presentes en todo momento en la vida de las
personas. Los servicios informáticos que maneja-
mos han de ser inteligentes, tanto en las presta-
ciones como en la facilidad de manejo: que
ayuden a superar la brecha digital. Esto incluye
ya como exigencia que las aplicaciones que
manejamos entiendan y hablen nuestro idioma.
Que se adelanten a nuestros deseos sugiriéndo-
nos objetos o actividades que sean relevantes en
un contexto y que nos agraden. Que atiendan a
nuestra salud. Que nos cuiden cuando seamos
dependientes.
La innovación está estrechamente vinculada a lo
inteligente. Una nueva versión de un producto
(del tipo que sea) debe llevar la etiqueta de
inteligente para que el mercado la acepte y
tenga alguna posibilidad de tener éxito.
UPDATE:
¿En qué áreas se aplica la inteligencia
artificial con mayor incidencia?
Antonio Bahamonde:
No hay prácticamente
ningún área en donde no se aplique la Inteligen-
cia Artificial. Además de las aplicaciones de uso
en los dispositivos móviles, creo que son muy
importantes las aplicaciones en los sectores
industriales. Pero también hay otros muchos
campos que no se pueden concebir sin las apor-
taciones de nuevas herramientas informáticas.
Una de ellas es la Biología Molecular y que tiene
una larga trayectoria que se nutre de la creación
de puentes de comunicación entre campos que
hasta hace poco tiempo estaban muy alejados.
También cabe destacar las aplicaciones al proce-
sado de imágenes o películas, a la educación a
distancia, a la industria del ocio, a la agri-
cultura y ganadería, al turismo, y a tantas
otras actividades.
Las aplicaciones de la Inteligencia Artifi-
cial son fundamentales para que el tejido
industrial se pueda desarrollar.
UPDATE:
Teniendo en cuenta la tendencia
actual hacia la industria 4.0 (máquinas y
fábricas inteligentes) ¿en qué aspectos
encaja la inteligencia artificial?, ¿en qué medida
la inteligencia artificial está ayudando a esta
tendencia?
Antonio Bahamonde:
El término “industria 4.0”
aparece recientemente para dar nombre a una
corriente que se venía produciendo y que, sin
duda, se incrementará en el próximo futuro. Se
trata de una corriente de tecnologías y métodos
que están basados en la ubicuidad de las cone-
xiones por internet (el llamado “internet de las
cosas”) y la aplicación de técnicas de optimiza-
ción de recursos. La conjunción de estas dos
fuerzas motoras y la demanda social de produc-
tos más eficientes (en muchos sentidos) hace
que ahora se popularice el
término “industria 4.0”. El
resultado de esta industria son
productos más inteligentes. Y
eso es precisamente en lo que
consiste la Inteligencia Artifi-
cial, en construir productos
(software o hardware) dotados
de cierto grado de inteligencia.
En este sentido, la industria 4.0
es un bloque de aplicación de la Inteligencia
Artificial.
UPDATE:
Inquietudes, claves para el futuro.
Antonio Bahamonde:
En el futuro creo que se-
guirán las tendencias que estamos viendo en
estos momentos. Cambiarán sus nombres, pero
la esencia permanecerá guiando aplicaciones
más competitivas y eficientes.
Como campos de aplicación más próximos a las
personas veo que están a punto de producirse
grandes avances en los siguientes: (1) coches
cada vez más autónomos; (2) la biomedicina (la
medicina personalizada basada en el combina-
ción de genómica y bioinformática) y las aplica-
ciones en salud en general; (3) las aplicaciones a
la asistencia de las personas mayores o con
algún grado de dependencia para poder llevar
una vida más autónoma y saludable.
UPDATE:
Muchas gracias por su colaboración.
“Las aplicaciones de la
Inteligencia Artificial son
fundamentales para que el
tejido industrial se pueda
desarrollar”
Antonio Bahamonde,
director del Centro de
inteligencia Artificial de la
Universidad de Oviedo
Entrevista
UPDATE 2|15
03
1,2 4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,...16
Powered by FlippingBook